martes, 30 de abril de 2013

ME PARECE MENTIRA

ME PARECE MENTIRA
Dejo a contnuación un relato que me ha inspirado un anuncio de un Dominante buscando sumisa, yo nunca me he tenido que ver en esa situación, supongo que por mi facilidad para toparme con cualquier mujer dominante, casi en cualquier parte, y con el tiempo hacerla MI sumisa, no obstante entiendo que quiénes buscan y no encuentran su ideal de ser sumiso deben pasarlo no demasiado bien, va dedicado a esas personas este relato, como una manera de solidarizarme con ellas.

Me parece mentira, he estado dos años en el dique seco, dos años sin sumisa, sin contactos bedesemeros, dos años mirándome el ombligo, dos años redescubriéndome, y cuándo por fin decido dar el paso de volver...

¿De volver? ¿Realmente vuelvo o soy otro?

Otro día más, de chat en chat, de foro en foro, buscándola.

Buscándola estaba cuándo me entró una chica joven, con ganas de ponerle nombre a sus sentires.

Sentires masoquistas, azotes en las nalgas con la palma desnuda.

Desnuda me mira desde el suelo, las rodillas separadas, las manos descansando sobre ellas, las palmas mirando hacia arriba.

Arriba y abajo, es como suelo pasear cuándo me falla, cuándo me abruma.

Abruma pensar que hace tan poco tiempo estaba tan solo, que tenerla ahora aquí, a mis pies, me parece mentira.

Un saludo

Karl H

lunes, 29 de abril de 2013

Sí, Ama

Sí, Ama
…¿Lo he dicho? Sí, así es.

Yo, que nunca supe qué pensar.

que era tan escéptico respecto al BDSM.

que nunca creí que aceptaría a nadie como mi “Ama”.

que, al fin, conocí a alguien con quien compartir mis dudas.

alguien con quien reír

con quien soñar

que vi en sus Ojazos que la dominación, al igual que el león, no es como la pintan.

que con el tiempo sólo pensaba en Ella.

Ella, con quien podía (y anhelaba) hablar durante horas y horas.

con quien un día decidí ir más allá.

con quien hubo muchas cuerdas, azotes y, sobre todo, risas.

con quien tuve la primera sesión, pero no la última.

Y llegó el día en el que seriamente lo medité.

Y Ella, como siempre, expresó en alto mis pensamientos:

“¿Quieres dar el siguiente paso?”

...

“Sí… sí, Ama”

...


…¿Realmente lo he dicho? Sí, así es.

Nulan

___________________________________


Me gustaría compartir con vosotros este relato de Nulan, espero que lo disfrutéis tanto como yo

Un saludo,
Ojazos{KH}

Aclaración sobre la entrada "Karada de Cuerpo"

Ayer publicamos una entrada titulada KARADA DE CUERPO

Desde el pincipio tuvismo problemas con las imágenes, que acabamos solucionando subiendo dichas imágenes a nuestra cuenta de picassa web; no obstante volvemos a tener problemas con la primera de las imágenes, que simplemente no sale.

Así pues, he tomado la decisión de quitarla por completo, así como los textos referidos a ella, no es por nada, pero uno es ciertamente maniático para algunas cosas, y eso de que no se vea una imagen y si un cuadradito, pues que no va mucho conmigo, soy más bien de extremos.

Obviamente, en el momento que encuentre una imagen similar del karada que quería presentar la añadiré, bien a la entrada de dónde quito la imagen, bien a una nueva entrada.

Espero sepáis disculpar la decisión y la medida.

Un saludo

Karl H

domingo, 28 de abril de 2013

KARADA DE CUERPO

KARADA DE CUERPO
Traigo hoy a esta "sección" de bondage una muestra simpática de karada de cuerpo entero en 8 pasos que me he encontrado en la www

Para quiénes jamás hayan practicado un karada ni cogido una cuerda, un aviso importante, absolutamente ningún nudo debe quedar pegado al cuello de manera que la persona atada pueda asfixiarse o dar lugar a ahogo, la respiración de la persona atada debe ser normal, como si no estuviera atada.

Y otra en inglés1...



Umm, entiendo que no todo el mundo comprende el inglés, así que os dejo una traducción muy libre de los pasos en castellano del karada del dibu en inglés:

  1. Consigue una cuerda de alrededor de 7 metros de largo y cuélgatela al cuello como muestra la primera imagen
  2. Haz nudos en los lugares mostrados, asegúrate de dejar pequeños huecos para después.
  3. Pasa las dos cuerdas por la entrepierna y luego, súbela y pásala debajo de la cuerda por detrás del cuello
  4. Toma un cabo con cada mano
  5. Pasa los cabos por debajo de los brazos y a través de los pequeños huecos que dejaste abiertos antes, como en en el dibu.
  6. Seguidamente, lleva los cabos hacia atrás y pásalos a través de la cuerda de la espalda, así
  7. Repite lo mismo de nuevo, pero cambiando de hueco, de nuevo lleva los cabos a la espalda y pásalos a través de la cuerda vertical.
  8. Por último, ata los extremos todo junto en el frente.
Un saludito y hasta la próxima

Karl H

Aclaración: Esta entrada ha sufrido cambios debido a los hechos que se relatan aquí [Subir]

Última actualización: 29/04/2013

sábado, 27 de abril de 2013

SENTIR SÁDICO

SENTIR SÁDICO
Me despierto intranquilo, como cada mañana, y como cada mañana me levanto de la cama que comparto con mi perra, con mi esclava, como cada mañana me doy una ducha, y desayuno, y cómo algunas mañanas hoy estoy distinto, más sádico, también más feliz.

Sujeto el gato recién estrenado, vuelvo a la habitación en la que ella duerme, bocabajo, descubro lentamente la espalda, retirando casi con suavidad la sábana que cubre MI cuerpo, levanto el brazo y dejo caer un único azote, duro, contundente al que le siguen varios más, unos más flojos, picantes como el tabasco, dados con la punta de las colas del gato, casi rozando la piel otros más contundentes, dados con todas las colas, juntas formando casi un único mazo de cuerdas de cuero.

Escucho sus jadeos, sus ayes, sus suspiros, su respiración, sus gemidos y por fin ese aullido que suelta cuándo eyacula sin el permiso debido.

Sonrío para mis adentros, satisfecho, mientras ella se gira, y me mira a los ojos, en su mirada hay satisfacción también, y agradecimiento, quizá no sea la mejor manera de despertarla, y además, ¿qué importa? Sé que es MÍA, y ella lo sabe también, es la esclava de un sádico, la perra masoquista de un ser que siente de otra manera.

Se vuelve, me pide permiso para eyacular de nuevo, la hago esperar con una sonrisa en los labios, la hago esperar hasta desesperarse, y cuándo sé que no aguanta más, asiento, permito, doy.

Fuera llueve, la chimenea está encendida, el desayuno hecho, la miro mientras toma el segundo alimento del día, el primero le llegó en forma de azotes, sonríe, es feliz y yo también, ¿qué más se puede pedir?

viernes, 26 de abril de 2013

SM y maltrato

SM y Maltrato
Quisiera hacer una diferenciación entre sadomasoquismo y maltrato, sé que este tema dentro del BDSM está bastante claro, pero quizás, desde un punto de vista ajeno a este mundo quede un poco distorsionado. Así que va para esos curiosos, nuevos participantes y mundo vainilla en general que se preguntan qué hacen esos raritos que van vestidos de cuero.

Para mí hay dos diferencias fundamentales que alejan al sadomasoquismo (a partir de ahora SM) del maltrato, y son las siguientes
-En el SM toda práctica se realiza de forma consensuada, cosa que en el maltrato eso no ocurre
-En el SM existe una palabra clave que detiene cualquier práctica, el maltrato carece de nada de eso

Por supuesto para que haya consenso ambas personas deben ser adultas, saber los riesgos que hay al realizar cada una de las prácticas y estar en plenas facultades psíquicas, sino este punto, bajo mi punto de vista no existe, por lo tanto no es posible realizar ninguna práctica de SM.

Cada una de las prácticas realizadas dentro del SM son usadas con la única finalidad del placer del sádico que las ejecuta y del masoquista que las disfruta. Por lo tanto no hay un sufrimiento como lo hay en el maltrato, ni un dolor, sino placer, sin más.

Yo, como practicante de BDSM que soy debo añadir que jamás me he sentido maltratada ni física ni psicológicamente, desde dentro de este mundo es muy fácil discernir qué es maltrato y qué no, y definitivamente, tanto el BDSM como el SM no contienen ni la más mínima traza si ambas personas tienen la cordura necesaria que los capacita para ser únicamente practicantes, vivientes, sintientes de esta sexualidad alternativa

Puestos a hablar de maltrato me gustaría añadir además algo que parece obviar la mayoría de la gente y es el maltrato femenino. Quizás a las mujeres se nos vea débiles e incapaces de maltratar física o psicológicamente, y eso se manifiesta en leyes como la del maltrato de género en las que apuntan con dedo acusador a los hombres sin tener en cuenta este hecho tan simple, que nosotras también podemos ser maltratadoras, eso sí, quizás seamos más precavidas y no dejemos marcas visibles.

Puede que en esta sociedad con tintes machistas en la que vivimos sea más corriente que un hombre maltrate, pero no nos olvidemos de que el maltrato no tiene género.

Sin más, un saludo,
Ojazos{KH}



jueves, 25 de abril de 2013

Cuando nos conocimos

Cuando nos conocimos
Dejo a continuación un nuevo relato, espero que os guste.

Me sujeta por un brazo, tira de mi con fuerza, estoy vestido como a ella le gusta y a mi me hace enrojecer, hace poco he aceptado que me luzca en público, que me exponga con medias, liguero, minifalda y una blusa escotada que muestra mi ausencia de pecho, cosa por otra parte normal, puesto que soy un hombre...

Me lleva en el maletero del coche, lo ha acondicionado bien, de manera que el frescor del aire acondicionado llegue hasta aquí, no sé porqué ahora le ha dado por transportarme con los ojos vendados, los oídos tapados, y el bozal puesto, noto como la saliva se va acumulando sobre mi pecho; empapándolo...

Durante un tiempo indeterminado el coche rueda primero por una carretera amplia, muy transitada, luego por una estrecha o quizá menos transitada, ahora la gravilla pega contra la carrocería del automóvil, las ruedas hacen un ruido distinto, como si rodaran por arena...

Por fin me saca, me lleva por un sendero de suelo irregular, siento miedo y excitación, no sé qué se le habrá ocurrido hoy, tiene tanta imaginación... noto como me sube la adrenalina, como la excitación abulta mi entrepierna, intento relajarme, no adelantarme a los acontecimientos, pero no sé, noto cierta desazón...

Oigo ruido de voces, la inquietud crece por momentos, el corazón en el pecho bombea con tal fuerza que noto perfectamente cada latido en la carótida, en la yugular, en las sienes...

Por fin llegamos, creo, no oigo nada, sólo silencio...

¡Maldición, ¿qué pasa, qué ocurre, porqué todo el mundo se ha callado, por qué este silencio me atormenta así, me inquieta de esta manera, por qué me excita?!

Noto la cuerda pasar por las anillas de las muñequeras y tobilleras, la cuerda tensarse, estoy atado en cruz, cuándo estoy a punto de tirar la campanilla que puso en mi mano, el antifaz es retirado, parpadeo, intento que la luz entre poco a poco en mis ojos... y entonces...

Entonces me quedo sin habla, mudo ante es espectáculo de la luna llena sobre el monte, me tiene atado a cuatro árboles, no dice nada, sólo mira la luna, las estrellas, luego, sin decir esta boca es mía, me azota las nalgas, me azota la entrepierna, con suavidad al principio, luego con algo más de dureza, hasta que consigue lo que quiere, eyaculo...

Entonces me premia con un correctivo, maldición, de nuevo lo ha conseguido, cada vez que apostamos algo consigue salirse con la suya, la miro a los ojos, y reconozco esa mirada en su pupila. Satisfacción.

Me desata, y simplemente hacemos un picnic en el campo, cierto es de noche, ¿pero qué importa? La luna ilumina casi tanto como su mirada, esa mirada que me domina, que me hace suyo, que me hace sentirme sumiso, que me transporta a otra época, a otro lugar, cuándo nos conocimos hace ya de eso la friolera de 56 años, a veces pienso en cómo ha pasado el tiempo, en cómo se ha ido la vida, parece que fue ayer cuándo con 20 años empezamos a hablar de sadomasoquismo, de entrega, de Dominación, de sumisión, ha pasado toda una vida junto a ella, una vida llena de momentos inolvidables, el primer collar, el collar definitivo, nuestro noviazgo, nuestra boda, los amigos, nuestro primer hijo... Sí, ciertamente parece que fue ayer cuándo nos conocimos.

Un saludo

Amo Karl H

miércoles, 24 de abril de 2013

Dominación femenina: Amas

Dominación femenina: Amas
Hay algo que me llama especialmente la atención en el mundo de la dominación femenina y es la imágen tan divina y lejana que dan, lo poco accesibles que parecen, será quizás el gusto por la estética más fetichista, que no sé muy bien si viene por parte de ellas o es una forma de gustar a aquellos sumisos amantes del latex, cuero y demás.

Yo no termino de verlo claro, no me gusta asemejarme demasiado a esas mujeres que por el hecho de ser "Amas" (pongo Amas entre comillas puesto que no sería la primera vez que alguien se define como Ama sin tener sumiso/a), esperan que los sumisos se postren a sus pies porque sí, porque para eso son sumisos y es su deber complacer.

Uf, a mí todo eso me queda demasiado lejos, no creo en el deber de nadie, en la obligación de hacer nada, en esperar algo de un determinado rol, al fín y al cabo todos somos personas distintas, libres, independientes, pensantes y qué menos que esperar que la persona que esté a tu lado, que no a tus pies, lo sea de la misma forma.

No creo que el único deseo de un sumiso sea adorar a su Ama, digo yo que tendrá vida propia, amigos, familia, estudios, trabajo, en definitiva, intereses fuera de la escena BDSM. No creo en la necesidad de estar siempre "atado", es más, creo que cuándo se ata (metafóricamente) a una persona es porque desconfías de ella, por lo tanto, ¿para qué podrías querer que esté a tus pies?, y si por la otra parte, si sientes que tus movimientos e iniciativa están restringidos, ¿qué beneficio sacas si no puedes desarrollarte completamente como persona primero y como sumiso después?

Esto es desde luego una generalización, puesto que habrá gente, claro está, que sienta la necesidad de estar a los pies de alguien, pero yo sigo pensando que es mejor vivir de forma libre que a través de alguien.

No sé, quizás sea yo la rara aquí, sea la que va a contracorriente por la autopista y crea que todo el mundo está loco. Pero me doy cuenta que esa ni es mi forma de dominar ni me interesa para nada, yo necesito conectar con la persona primero, con su alma, con sus valores y principios, con su humor, con sus intereses fuera del BDSM, y una vez conozco a la persona me intereso por la parte sumisa que lleva dentro, veo qué le lleva a querer explorar este mundo, qué busca, cómo siente y entonces es cuándo las cosas llegan solas, sin esfuerzos, sin querer casi.

Un saludo,
Ojazos{KH}

martes, 23 de abril de 2013

No todo vale: límites y BDSM

No todo vale: límites y BDSM
Sobre límites se ha hablado y escrito mucho, definiciones hay más de una, está la de wikipedia, cuya definición dice:"se refiere a todo aquello que la persona sumisa no acepta que se practique en una sesión.". A continuación la wikipedia (se nota que no me gusta, eh) "aclara" los tipos de límites que hay.

Difiero tanto de la definición, cómo de la tipología

¿Por qué?

Al "patólogo" de la Wikipedia se le olvida que los dominantes también tenemos límites, también le ponemos pegas a la realización de determinadas prácticas, conozco dominantes que tienen como límite la sangre, yo tengo como límites todo lo referente a juegos escatológicos con heces. Así pues los límites no son sólo cosa de seres sumisos, sino de todos nosotros, sumisos, dominantes y switches...

En cuánto a la tipología, prefiero pensar que hay tres posibilidades en cuanto a los límites, permanentes, "tumbables" o negociables, e inexistentes 1

Además de los tipos de límites que hay en una relación bedesemera, opino que en todas las sesiones, encuentros o como quiera llamarse, existen una serie de límites que no por repetidos ni comentados parecen estar presentes siempre, me refiero a lo que yo llamo límites absolutos, ya que son prácticas que jamás deben estar presentes, un ejemplo de ello sería el consumo de alcohol o drogas antes o durante la sesión siendo la tolerancia al respecto igual a cero.

¿Por qué se debe limitar el consumo de drogas o alcohol antes o durante la sesión?

Creo que la respuesta es obvia, tanto las drogas como el alcohol desinhiben, impiden reaccionar adecuadamente, algunas sustancias pueden provocar euforia, y otras una lentitud en la respuesta debida poco aconsejable.

Podría así mismo decirse que existen otros tipos de límites, asociados esta vez a la imposibilidad de dominar, azotar, someter, ser sometido, etcétera obviamente personas con enfermedades mentales leves, tales como la dependencia emocional, el déficit de atención, o la agorafobia, tendrán muy crudo poder praticar BDSM, y lo mismo podría decirse de personas con disfunciones físicas que tendrían muy limitado el hecho de llevar a cabo ciertas prácticas de una manera apropiada y segura; en este sentido el otro día le pregunté a una persona ciega cómo dominaba sin poder mirar a los ojos, (vaya pregunta, ¿no?), me respondió de muy mala manera que el perro se entregaba, que su dominación era mental y que era también sádica, esa respuesta me dejó un montón de preguntas por hacer, pero habida cuenta de la forma borde de responder de la persona en cuestión a la que noté que se ponía a la defensiva, dejé la conversación para otra ocasión, incluso quizá para ser llevada a cabo con otra persona ciega con la que sí se pueda dialogar.

Dicho lo anterior, se plantea otra cuestión.

Si el ser sumiso se entrega sin más, ¿se puede hablar de D/s, al no haber dominación previa?, yo creo que no, que ciertas cuestiones limitan la práctica del BDSM, supongo que podría llamarse de otra manera, pero, en puridad, no BDSM

Un saludo

Karl H

lunes, 22 de abril de 2013

Ser, o no Ser: (last lechón = última lección)

Ser, o no Ser: (last lechón = última lección)
Dejo aquí, a manera de última lección un relato que quizá no explique del todo qué significa ser Amo, al fin y al cabo cada Dominante al recibir la entrega del ser sumiso lo es muy a su manera, y, ninguna manera es mejor que otra; no me creo ni por mucho, ni por poco, el mejor dominante del mundo, no lo soy, ni creo que nadie pueda decir que lo soy, como todo dios, tengo mis fallos, soy humano, así pues véase este relato sólo y exclusivamente cómo lo que es. El pensamiento de un ser humano, hecho relato dedicado al primer ser humano que fue su pupilo, y, que cómo Él, también se equivoca, igual que acierta.

Siempre he pensado más o menos cómo me enseñó mi Maestro, supongo que cómo todo, en eso también me influyó, también supo llevarme a su especial huerto.

Cumplí 36 años la semana pasada. Para celebrarlo, decidí darme un homenaje, salí de putas, putas pijas, eso sí, de esas que dicen "te lo juro por snoopy" y gilipolleces similares, de esas que ponen cara de asco cuándo las sujetas por la nuca y la haces recorrer tu cuerpo con la boca, desde la boca a la entrepierna, porque realmente lo que quieres, es lo que quieres, satisfacción oral, poco más.

Así fue cómo conocí a la puta que tengo ahora a mis pies, su amito la obligaba a emputecerse para no tener que trabajar, la verdad, me costó bastante poco convencerla para que le dejara por mi, total, ¿qué clase de tío hace que su bien más preciado vaya por la vida de cama en cama con tal de no trabajar? Un chulo de mierda.

Me encanta verla así, con la grupa expuesta, mirando con el ojito del culo al espejo que tengo frente a mi, lamiendo cómo me gusta mis zapatos, empezando por la piel, después los tacones y filos de la suela, por último, lo que hace ahora, retirar la porquería de las suelas, me encanta que me reciba así, después de una jornada dura de trabajo, desnuda, la lengua trabajadora, la casa hecha, bien recogida, es una puta encantadora, servicial, humilde, bien educada, pija hasta echar para atrás, y muy, muy puta, cómo debe ser.

Me sonríe a pesar de que lo que viene después le desagrada cómo una patada en el coño, pero claro, no puedo dejar que se quede con la porquería de las suelas de mis zapatos en la boca, sabe que me gusta que me adore con la boca, es lo que más me pone en este mundo, incluso más que metérsela, mira de reojo el colutorio, es el más fuerte que he encontrado en el mercado, llora mientras lo usa, y claro, es verla llorar y ponerme cómo una moto, supongo que esto es de psiquiátrico, o quizá no, total, ¿qué es y no normal?

Hoy la tengo atada, por los codos, bien juntitos, las tetas entre ellos, sobresaliendo, grandes, duras, me gusta darle un azote en ellas así, pone una carita muy singular, es cuándo más me apetece comerle la boca, incluso, a pesar de haber estado con tanta gente putera, de comerle el coño, aunque la cosa está clara, hasta que no tenga su analítica no pienso tener sexo con ella, no sin protección, y, sí, ya sé que hay condones orales, pero qué coño, comerse un coño con protección no tiene sentido, no puedes saborear el flujo, ni morder los labios o el clítoris y saber a ciencia cierta qué produce la mordida, me estoy poniendo caliente, al igual que ella.

Me encanta hacerle estas pequeñas putaditas mientras le echo el colutorio en la boca… separo las piernas, le muestro mi sexo, y ella, siendo lo puta que es, se desvive por lamerlo, por tener la boca bien ocupada con él, jeje, los pezones se le ponen duros, cómo piedras de molino, jeje, ahora es cuándo saco las pinzas de cocodrilo...

Umm, una gozada verle la carita de niña bien educada, de niña de buena familia, educada en un colegio de estrictas monjas, verle esa carita de puta viciosa que lucha por escapar de entre las garras de la educación recibida desde su más tierna infancia por una familia bien, en un colegio bien, con unas amigas que si la vieran ahora la repudiarían. Niñas buenas, niñas bien educadas, tradicionalmente bien educadas, para cumplir una única función, parir los hijos de sus maridos, los que dios mande.

Me encanta verla luchar entre esos dos mundos tan dispares, uno que la ata a dos mil años de religiosa educación y socialización, el otro que la aleja inexorablemente del primero, que la hace sentirse mal por un lado, pero condenadamente bien por otro, porqué la hace sentirse mujer, hembra, deseada, y sí, PUTA, con mayúsculas. Es por eso que le da tanto miedo el que la vean conmigo, que la vean siendo usada en la calle, siendo ella por los seis costados, ella puta, ella hembra, en una palabra, el concepto que tiene de ella mujer, con la más absoluta naturalidad. Cómo debe ser.

La sujeto por la nuca, la miro a los ojos, y la hago enterrar su boquita en mi entrepierna, mientras me relajo, me echo hacia atrás y me miro al espejo, ese puñetero espejo que mi Maestro metió en mi vida hace tantísimos años, cuándo era su ser sumiso, cuándo ocupaba el lugar que ocupa ahora ella.

La miro a los ojos un momento, veo en ellos felicidad cuando me corro y le permito que se masturbe, que se haga un dedo, para que al correrse, diga lo que la enseñé a decir hace una semana cuándo le concedo alguna merced:

"Gracias, Ama".

Cómo, por otra parte, debe ser.

Un saludo

Amo Karl H

domingo, 21 de abril de 2013

eres MÍA

eres MÍA
Hace tiempo dejé este relato en Club Sumisión, espero que os guste.

Te miro los labios pintados, los ojos pintados, la minifalda y hago lo que me apetece, eres MÍA, puta andrajosa, te abofeteo porque quiero, yo soy Dominante, tú MI perra, la que se entregó a mi sin límites ni contemplaciones.

Me saco la correa del pantalón y te azoto hasta que quedas en una esquina, encogida, gimoteante, con las lágrimas saltadas, casi a punto de comenzar a llorar, te miro con desprecio perra, sé que te encanta; vuelvo a darte con la correa, sigo hasta que los biceps me arden y entonces, cuando tus lágrimas recorren a raudales MIS mejillas te miro a los ojos y simplemente te digo:

"Los hombres no lloran, maricón".

Luego me deshago del pantalón, y premio tu entrega permitiéndote hacerme un cunilingüis; más tarde hacemos lo que siempre, hablamos durante horas, tú me dices qué sentiste, yo te mimo, eres MÍO, y yo, por mucho que digan que no se debe pensar así, simplemente me siento TUYA.

Ojazos y yo hemos pensado ampliar el blog con una sección de relatos del que este es el primero de ellos; nos encantaría conocer vuestras opiniones, gustos, etc.

Un saludo

Karl H

CENA DE SUMISIÓN

CENA DE SUMISIÓN
Debido a que más de una persona me ha preguntado cómo suele ser una cena de sumisión, hoy traigo a este blog un video que puede dar una idea de la utilización que se hace del "servicio" en una cena de sumisión.

Espero que os guste.


The Dinner Party brought to you by PornHub
Un saludo

Karl H

sábado, 20 de abril de 2013

CORSÉ CON CUERDA

CORSÉ CON CUERDA
Dejo a continuación un magnífico ejemplo de la claridad con la que se puede hacer un "tutorial" cuándo de cuerdas se trata, la ejecución es magnífica, las mudas explicaciones perfectas para cualquiera que se inicie en el arte de atar



Un saludito

Karl H

jueves, 18 de abril de 2013

Ser Amo: "lechón guan"

Ser Amo: "lechón guan"
De todos es sabido qué es un Amo, qué es necesario para que un simple dominante se convierta en Amo, o yendo un poco más allá, en Dueño.

No sé los demás qué sienten cuándo dejan de ser un dominante más con su particular librito y su manera de ver el BDSM, la entrega, la dominación, la dominancia, las prácticas, los límites, en suma, el camino.

Por mi parte cuándo una persona me hace Amo con la aceptación de la primera entrega, me siento el tío más feliz de este mundo, y a la par que felicidad, todo un torbellino de emociones se instala en mi.

Si bien es cierto que se dice que los seres dominantes somos inflexibles, duros, y no pasamos una; yo afirmo que además somos sensibles, bastante sensibles, quizá la sensibilidad que mostramos sólo ante nuestra sumisa y que a veces ocultamos a los demás por pensar que no sería bien vista, no es más que una muestra de nuestra particular manera de ver la vida, los sentimientos, los sentires.

Acabo de volver de pasar 10 estupendos días con Ojazos, y ya la echo de menos, echo de menos sus preguntas, sus afirmaciones, sus dudas, su entereza, su entrega, su sonrisa, su risa, y sí, también esa sensibilidad que puedo mostrar cuándo estoy con ella, quizá porqué me siento entendido al 100%, quizá porqué me complementa, y no lo hace sólo como sumisa, sino también como persona.

Ser Amo implica hacerse responsable de la persona que se entrega, y no me equivoco al escribir la palabra persona, porque es así, el ser sumiso primero es persona, después hombre o mujer, por último ser sumiso, y al Dominante convertido en Amo a través de la primera entrega le corresponde no sólo guiar, enseñar la práctica del BDSM, sino también hacer lo que esté en su mano para que el ser sumiso sea cada día mejor persona, más libre fuera de la relación BDSM, tenga la autoestima cada vez más alta, y se quiera personalmente cada día más, entre otras cosas.

Parece que desvarío, que no centro el tema, y además no es así, ¿por qué cómo se puede ser insensible y responsabilizarse a un tiempo de otra persona? Yo lo veo realmente difícil, a no ser claro que se busque caminar solo el camino, que se busque egoístamente ser el único beneficiado de una relación BDSM y por supuesto el único que goce de cada práctica, de cada ¿logro?

Ser Amo implica hacer todo lo posible y lo imposible por el ser sumiso.

Ser Amo significa entregarse.

Ser Amo significa estar siempre ahí para lo que el ser sumiso necesite.

Ser Amo es ser sumiso de una relación, jeje, sigo sin desvariar, al fin y al cabo, ¿no es el ser sumiso el que limita, el que detiene la práctica, el que centra nuestra existencia, el que nos hace pensar antes en él que en nosotros mismos... ? Entonces, realmente, ¿quién es el sumiso, y quién el Amo en una relación BDSM? La paradoja siempre ha estado ahí, y por mucho tiempo que pase seguirá estando ahí, no importa si en la relación has consensuado límites, prácticas o metaconsenso, la paradoja no deja de estar presente cada minuto de la relación.

Así pues, cabe preguntarse, ¿qué es realmente ser Amo?

Un saludito

Amo Karl H

PD: El título de esta entrada tiene algo de broma, pensé primero poner parte primera, me pareció demasiado serio, y eché mano de la particular manera de ver el inglés que tienen los componentes de GomaEspuma en su programa de gomaespuminglish os dejo su capítulo primero

miércoles, 17 de abril de 2013

Agradecimientos a Txas

Agradecimientos a Txas
Quería aportar mi granito de arena y agradecer a Txas la organización del café-cena, que si bien no era lo planteado en un principio, a mí personalmente me encantó. Fue una forma estupenda de charlar de forma relajada con todo el mundo, o con casi todo, me quedaron algunas personas con las que no llegué a mediar palabra, éramos muchos y eso sólo puede significar que fue un éxito rotundo.

Como curiosa que soy me gusta empaparme de todo tipo de opiniones y valoraciones, me gusta observar, escuchar y aprender. Precisamente por eso me gustó tanto que hubiera gente de todo tipo en la cena, desde los más inexpertos hasta los más experimentados, sádicos, masoquistas, dominantes sin más, gente a la que no le gustaba la sangre, curiosos, educados, discretos, habladores y silenciosos, sumisos dominantes y dominantes delicados. Del compendio de gustos diversos y con un vínculo en común me llevo un buen sabor de boca y una experiencia estupenda.

Fuimos un grupo de lo más variopinto, que no pasó desapercibido en ningún momento, ni cuándo tomamos café en la estación de tren y la gente símplemente no podía dejar de preguntarse qué unía a ese grupo de personas tan dispar, o cuándo charlamos en la puerta de la cervecería y más de uno que pasaba por allí se quiso empapar de la conversación con mucha curiosidad en la mirada. Personas curiosas, otras sin experiencia y muchos pájaros en la cabeza, y otros con más de 30 años en el mundillo bedesemero.

Lo único que se podía esperar de un un grupo así es lo que ocurrió durante todo el tiempo que duró el encuentro. Todo el grupo se mostró abierto, sociable, inquieto, con ganas de mostrar los puntos de vista de cada individuo, los más dialogando, los menos escuchando casi con la misma pasión que las palabras fluían, que el pensamiento se hacía verbo, y la experiencia se compartía

Fue mi primera reunión "bedesemera" y creo que no podía haber sido mejor.

Me reitero en los agradecimientos a Txas por la organización y el esfuerzo, por ser cómo es, un anfitrión estupendo y una persona noble dónde las haya.
Un abrazo a todos los participantes, espero volver a coincidir,
Ojazos{KH}

Sadismo musical

Esta versión de "Semilla Negra" de Radio Futura, tiene unas posibilidades con la fusta bastante interesantes, sólo es cuestión de seguir el ritmo de la percusión. Jeje... ¡Vuelve al ataque el DJ sádico.!

Un saludo

Amo Karl H

martes, 16 de abril de 2013

La autoestima en la práctica del BDSM

La autoestima en la práctica del BDSM
Define la RAE la autoestima como: "Valoración generalmente positiva de sí mismo"

Pero, ¿qué ocurre cuándo la parte positiva de la definición se torna negativa? ¿Qué ocurre cuándo el ser sumiso se da un valor cercano al cero de Bart Simpson y es menospreciado y humillado en sesión?¿Qué ocurre cuándo uno de los integrantes de la ralación de BDSM tiene una depresión?

Yo no soy psicólogo, ni tampoco psiquiatra, no obstante algo me dice que si no te valoras muy alejadamente de ese cero, si no piensas que eres un ser genial, fantástico, único, si no te quieres a rabiar, sino que el valor que te das es cercano a la nulidad, la práctica del BDSM es simple y llanamente imposible, ya no desaconsejable, sino simplemente una temeridad cercana al suicidio psicológico.

Conozco el caso de alguien que pasa de momentos de abatimiento a momentos de euforia, que tan pronto dice "no tengo límites" cómo dice "los tengo todos", y no obstante no se detiene a la hora de ¿entregarse? Lo pongo así con signos de interrogación, porqué dudo mucho que alguien que tiene una depresión pueda ser plenamente consciente de su libertad, y si no es libre ¿cómo puede entregar su voluntad, su libertad?

Creo positivamente que si una persona comenta que está deprimida ese comentario la saca automáticamente de la posibilidad de poder practicar BDSM en toda su extensión, en todas y cada una de sus prácticas, porqué pongamos por caso que está en un momento de euforia, ¿dirá la palabra clave cuándo no pueda soportar una práctica, o esa misma euforia anulará la percepción real de las consecuencias de esa práctica?

Creo que cuándo cabe la posibilidad de que se produzca un daño, no ya físico, sino psicológico, la práctica del BDSM por parte de alguien en las condiciones antes descritas supone algo así como el comportamiento de un kamikaze psicológico y el hecho de que un ser dominante acepte ser el Dueño de alguien así, el aprovechamiento de la filosofía BDSM para la consecución de otros objetivos, porqué lejos de hacerlo sano, hacerlo seguro y hacerlo consensuado, la relación estará viciada en origen, y será insana, insegura y, claro, carente de consenso

Un saludito

Karl H

lunes, 15 de abril de 2013

LOS AZOTES (reprimidos)

LOS AZOTES (reprimidos)
¿Dice que cuándo la hago salir de su escondrijo, de ese lugar oculto en el que guarda su carácter Dominante siente que desea darME una bofetada, eso dice?

Jeje, debe pensar que soy el ser más cabrón que se ha echado nunca a la cara, sobre todo cuándo ya la tengo fuera, y me mira con rebeldía a los ojos, mostrándoME ese reto en la mirada, mostrándoME también esa inseguridad que yo atribuía a miedo por salir del todo, y que ahora descubro que es control...

¿Abofetearme a MI?, ¿Usted a MI? Mire que lo pongo hasta con mayúsculas, el usted... ejem, la última vez que le ordené que me diera una bofetada, usted me dio una caricia, en tanto en cuánto no se atreva a abofetear con el alma, mejor hacemos una cosa, yo sonrío, no como el gato de Alicia, sino como el león que acto seguido la Dominará, no por la fuerza, sino con una simple sonrisa en la mirada, y usted si quiere, sea la leona, eso sí, no sea quién tome la decisión de entregarse, prefiero dominar al ser dominante que hay en usted, y usted, de alguna manera, también lo prefiere, porqué realmente, cómo ha escrito en su entrada, usted deja de ser usted, y es simplemente MÍA.

Por cierto, si es realmente mala, rebelde, insumisa, desobediente, dominante y sigue queriendo atreverse a mirarme a los ojos, la premiaré prestándole el gato, eso sí, me lo cuida que le tengo mucho aprecio; es el instrumento con el que más placer doy a Ojazos{KH}, es el instrumento con que más placer obtengo.





En cuanto a la crueldad de mis besos, se la cambio por una mirada infinita y una de esas sonrisas suyas que me hacen replanearme tan a menudo si no debería haberla llamado Sonrisa en vez de Ojazos.

domingo, 14 de abril de 2013

Dos cortaos, y un café con leche: socializando

Dos cortaos, y un café con leche: socializando
Ayer tuvo lugar en Murcia un evento de esos que sirven para dejar la tecnología a un lado y ponerle entonación, voz, cara, gestualidad a un grupo de personas que practicamos BDSM

Al final no hubo cena de sumisión, y además, no importó, ni creo que importe mucho el lugar en el que un Dominante hace enrojocer hasta la médula a un sumiso con el corazón tan grande que aún me pregunto cómo le cabe en el cuerpo.

No creo que importe el lugar en el que se hable de tipos de velas, de prácticas de 'calor ~ frío' o de sesiones.

Fue una reunión interesante, cómo interesante era nuestra manera de vestir, nuestra manera de hablar, de ser abiertamente Dominantes y/o sumisos y/o switches de cara al resto de personas, vainillas ellas, que nos miraban con cierta curiosidad, que mientras escuchaban nuestras conversaciones quizá se preguntaba qué tipo de grupo seríamos y que a medida que nos veía relacionarnos y hablar abiertamente sobre nuestros sentires, seguramente se sintieron distintos, quizá como parte de una biosferea extraña, fuera de lugar

Ayer charlé con Manuel, y con Joaquín, con Reme y con Miguel, con suminaty y también con Manu, con Nulan y con Antonio, y con muchas otras personas. Supongo que, como dice el refrán "Dios los cría y ellos se juntan" aunque el refrán no fue del todo cierto en la tarde de ayer.

Porque hay que reconocer que si no hubiera sido por las ganas, el trabajo, y la dedicación que invirtió TXAS, sí, así, con mayúsculas, quiénes compartimos la tarde y parte de la noche de ayer en Murcia simplemente no nos habríamos conocido.

Creo que es justo reconocerle el mérito que tiene su forma de ser, de trabajar, de hacer porqué el evento de ayer se celebrara, a pesar de los pesares; porque sólo con personas de la talla de TXAS el BDSM deja los foros, los grupos, los ceros y unos, y se humaniza.

Ayer Ojazos y yo tomamos sendos "cortaos", y Nulan un café con leche, y nos dejamos ir, nos dedicamos a charlar, a sentir, a compartir, a conocer y aunque ciertamente eso podríamos haberlo hecho en cualquier otro sitio, al menos por mi parte, tengo que reconocer que no habría sido un encuentro tan enriquecedor cómo el que mantuvimos gracias al esfuerzo de TXAS, así pues, quiero dejar en esta entrada patente mi más sentida gratitud, simplemente, por ser cómo es.

Un saludito

Karl H

sábado, 13 de abril de 2013

METACONSENSO

METACONSENSO
Pensaba escribir una entrada sobre el metaconsenso, definirlo, pero ya está definido, hasta en la wikipedia y sin errores, por una vez.

Yo entiendo por metaconsenso, el acuerdo al que llegan dos personas, ser sumiso y Dominante, por el cuál no consensuan una lista de prácticas y/o de límites, sino que obvian este paso porqué ambos se conocen perfectamente, la confianza entre ellos es a prueba de bombas, y simplemente saben cuáles son los límites del otro, así pues la relación no está "limitada" sino completamente "abierta" por el conocimiento personal mutuo.

Un saludito

Karl H

martes, 9 de abril de 2013

UNA ACTITUD IMPRESENTABLE

UNA ACTITUD IMPRESENTABLE
Hace unos días publiqué en este mismo blog el anuncio de un evento en Murcia, se trataba de una cena de sumisión, organizada por txas, que había llegado a un acuerdo verbal, ante testigos, con los empresarios de el séptimo cielo para el uso de cierta parte de las instalaciones. .

Debido a que dichos empresarios han roto el acuerdo al que llegaron con él y han intentado imponer unas condiciones distintas a cuatro días vista del evento, el evento se suspende.

Por una vez en m vida voy a ser diplomático y no voy a dar mi opinión sobre el proceder de nadie, quién me conoce se extrañará de mi repentina "mudez".

Simplemente prefiero no echar más leña a un fuego que jamás debió ser encendido.

Sólo dejo una pregunta a manera de reflexión.

¿Ya no sirve la palabra dada?

Un saludo

lunes, 8 de abril de 2013

AYER TUVIMOS VISITA

AYER TUVIMOS VISITA
Ayer domingo nos encontramos con un chico sumiso de 20 años y una chica sumisa, de 22 años, nunca antes nos habíamos visto, ellos desconocían nuestros datos básicos, nombres reales, apellidos, identificaciones; quedamos en un pueblo cercano a la casa que habitamos estos días, en medio de la Comarca del Noroeste Murciano.

Están en sendas habitaciones, incomunicados, atados, amordazados, insonorizados, desnudos, a nuestra entera disposición para que hagamos con ellos lo que nos plazca, azotarlos o matarlos, total ¿quién se iba a enterar? Podríamos hacer una palícula snuff con ellos, al fin y al cabo nadie de su entorno sabe quiénes somos...

Lo del párrafo precedente es la historia de lo que pudo haber sido y no fue, al fin y al cabo somos antes personas que sádicos sin escrúpulos que se dedican a grabar películas en las que el protagonista muere y es enterrado enmedio de ninguna parte, pasando a engrosar las listas de desaparecidos

Cuándo nuestros visitantes estuvieron ayer en casa les eché en cara su comportamiento, les eché en cara que hubieran aceptado encontrarse con dos desconocidos por completo en una casa privada enmedio de ninguna parte; luego me relajé, Ojazos y yo les explicamos a qué se exponían actuando sin pensar, cocinamos, comimos, bebimos y charlamos, hablamos de protocolos, de listas de prácticas, de política, de economía y de algunas cosas más.

Visto lo visto, he pensado en dejaros una serie de normas básicas para los primeros encuentros.

  1. Pregunta a la persona con la que vas a quedar todos los datos personales comprobables y dáselos a un amigo tuyo de confianza, así como su número de teléfono y el lugar en el que te encontrarás con esa persona. jamás quedes con nadie sin conocer su datos.


  2. No quedes en lugares privados, sino en lugares muy públicos, en lugares dónde haya mucho tránsito de personas, No vale quedar en un parque público a las 8 de la mañana


  3. Queda primero para conocer a la persona, no para tener una sesión, pregunta y opina para ver sus reacciones.


  4. El ser sumiso no es un ser imbécil, si no estás de acuerdo con algo hazlo saber, hazte respetar


  5. No digas que no tienes límites, hasta yo los tengo.


  6. Normalmente el primer encuentro en un bar, cafetería o restaurnte es una entrevista en la que se encuentran dos personas, una dominante y otra sumisa, como personas son iguales, ambas exponen qué buscan y les gusta, qué objetivos persiguen de una relación; puede haber o no igualdad de objetivos, si los hay dar lugar al inicio de una relación, si no los hay, lo lógico es despedirse y seguir buscando a esa personas que te complementa; no digas sí a lo que no va contigo ya seas dominante o sumiso.


  7. Pídele a la persona a la que les has dado los datos de la persona con la que vas a encontrarte que te llame cada hora o así, es preferible cortar una conversación e ir seguros que no hacerlo y encontrarse en un momento dado con una situación desagradable "a solas con tu enemigo"


  8. Date tiempo, conoce a la otra persona antes de aceptar ser su sumiso o Amo.


  9. Piensa que, te juegas mucho, si bien es cierto que en la base de la filosofía BDSM está el hacerlo sano, seguro y consensuado, debes tener en cuenta que ni todos los dominantes siguen estas reglas, ni tampoco lo hacen todos los sumisos; así pues, piensa en ti, expón tus duda, haz preguntas y valora las respuestas.


Ojo, no pienses que el BDSM es como la vida, que es sueño, y los sueños, sueños son.

Un saludito, y recuerdos de Ojazos

jueves, 4 de abril de 2013

Deseando

Deseando
A poquitas horas de verlo, Amo, estoy:

deseando que me mire a los ojos
deseando que me susurre al oído
deseando que me agarre del pelo
deseando reirme a carcajadas
deseando tomarme un vinito y charlar
deseando estar a su lado
deseando explorar nuevas situaciones y aventuras
deseándolo a Usted, Amo


Ojazos{KH}

lunes, 1 de abril de 2013

Una aproximación a la influencia de las publicaciones sobre BDSM en la sociedad actual, sin estadísticas.

Una aproximación a la influencia de las publicaciones sobre BDSM en la sociedad actual, sin estadísticas.
Que las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación han irrumpido con fuerza en muchos de los hogares del primer, el segundo y hasta el tercer mundo, es un hecho, hoy en día a través de todo tipo de buscadores se tiene acceso a casi cualquier tipo de informaión, otra cosa es que los resultados que nos ofrezcan los buscadores sean o no relevantes, pero el hecho es que desde google hasta bing, pasando por yahoo ofrecen millones de páginas si sólo escribimos la palabra mágica "BDSM"

Que el hecho de que los hábitos de lectura han cambiado se puede comprobar mediante la cantidad de sitios que hay para descargar libros electrónicos de cualquier materia, o sin necesidad de descargarlos, leerlos en línea, cómo ocurre en la sección de libros de este mismo blog.

Existe desde hace años una sociedad de la información, virtual ella, que se mueve y respira de distinta manera a cómo lo hace la socierad real, que interactúa por otros canales, de otras maneras, que se nutre de información por otras vías, y qué a la postre es consumidora de conocimiento, ya sea textual o por medio de imágenes, música, videos, páginas web o blogs.

Y además...

Además cada uno de los miembros de esa sociedad virtual, respira, siente, se pregunta, duda, y busca información sobre lo que le inquieta, sobre el efecto que ha tenido determinado libro en su sentir, y cuándo accede a una información más o menos veraz, se atreve a probar otros canales, a entrar en foros, o en chats.

No es extraño, por ello, que cada vez que una editorial lanza un libro sobre temática BDSM, y ese libro llega a las estanterías de todas las librerías, esos foros, esas páginas webs, esos chats, se vean de buenas a primeras invadidos por quiénes han sentido que algo dentro de ellos cambiaba al leer un párrafo, una descripción, un sentimiento profundo, en el que quizá se ven reflejados como lo hiciera la Alicia de Lewis Carrol en el espejo.

Últimamente leo en foros y correos que cada vez personas de menor edad que han leído un libro concreto de temática bedesemera entran a "jugársela" para tener la experiencia de sentir si lo que imaginan que son, es cierto o sólo es un espejismo; últimamente dos casos me han chocado bastante, uno abierto en Club Sumisión a manera de presentación, el otro en Fetlife a manera de correo; en ambos casos, mujeres de corta edad, sí, mayores de edad, pero, pero sin experiencia sexual, han buscado tener esa primera experiencia sexual entre las manos de un Dominante.

La primera se topó con un montón de consejos que la hicieron desistir de entregarse sin más a la primera persona sin escrúpulos que le ordenó algo, así sin más "...porqué yo soy Ama y tú sumisa"

La segunda se topó en un chat con un amo que tras un mes de cháchara le exigió que se entregara en sesión, y después directamente conmigo, con mi manera de ver el BDSM, de ser primero persona y luego Dominante, y más tarde, Amo

Ciertamente que me haya topado en el último mes con "sólo" dos casos quizá no sirva para afirmar nada estadísticamente hablando, y además considero que un sólo caso es demasiado, ¿por qué?

La respuesta es fácil, sencilla, y no hay que pensar demasiado para darla, quizá tú que me lees des una respuesta distinta a la mía, pero a la postre, malograr una vida entera es un precio demasiado alto a pagar por satisfaccer la mera curiosidad. Sobre todo, cuándo esa curiosidad intenta ser satisfecha por cualesquiera que se autodenominan dominantes, o amos, o amas, y simplemente no dejan de ser más que asesinos de sueños.

Por cierto, ya sé que el título parece lo que luego ¿no es?